Receta de Mantequilla de Maní

La mantequilla de maní o cacahuete es uno de esos alimentos que se ha popularizado en los últimos años gracias a diversos nutricionistas, que hoy en día la recomiendan como un buen complemento para regímenes dietéticos. Para algunos, es considerada un gusto ocasional, como acompañante de otros snacks, mientras que para otros ya constituye parte de su dieta. Es Ideal para merendar o para disfrutar como parte del desayuno y es muy sencilla de hacer, por lo que es una opción que no debe faltar entre tu recetario.

¿Cómo hacer mantequilla de maní?

Existen varios tipos de receta de mantequillas de maní, esta la elaboramos para obtener una mantequilla más suave, por eso vamos a procesar la mezcla por más tiempo y agregaremos de ser necesario un toque de aceite de maní o de oliva.

Información Nutricional

🍽️ Plato: Postres🍳 Cocina: Chilena
🔪 Preparación: 15 minutos🍲 Cocción: 5 minutos
⏰ Tiempo Total: 20 minutos👫 Raciones: A gusto
🥣 Calorías: 400 😀 Autor: Comidas típicas chilenas

Ingredientes

  • 500 gramos de maní sin sal pelado,
  • 1 cucharadita de aceite de oliva,
  • ½ cucharadita de sal,
  • 1 cucharadita de azúcar, miel o edulcorante

Preparación

  • Paso 1: En una bandeja apta para horno, colocamos el maní y horneamos a 176 °C durante 10 minutos o cuando note que están tostados. Remover cada 2 minutos para evitar que se quemen. Retire del horno y coloque los maníes en un paño de cocina limpio. Con la ayuda de un uslero los trituramos un poco para poder procesarlos mejor.
  • Paso 2: En una procesadora de alimentos o una licuadora, vertemos los maníes, el aceite, la sal y el endulzante. Molemos poco a poco haciendo pausas durante unos segundos, y remover la mezcla. Repetir estos pasos hasta que la mezcla se torne cremosa. La mezcla puede durar en llegar a esta consistencia, solo debe tener paciencia.
  • Paso 3: En un envase de vidrio esterilizado, verter la mezcla y refrigerar hasta el momento de su consumo.
  • Paso 7: Servir y disfrutar.

Recomendación

Esta deliciosa receta puede disfrutarse sola o para untar en panes, galletas, frutas o hot cakes. Sea sola o acompañada, la mantequilla de maní una excelente opción para merendar o complementar el desayuno, sobre todo si está llevando un régimen dietético hipocalórico, ya que esta crema da sensación de saciedad. Se sugiere no congelar esta crema para mantener su textura.

¿Sabías qué?

Dado que la planta de maní es originaria de Centroamérica, se cree que esta deliciosa mantequilla pudo haberse elaborado por primera vez en alguno de los países de esta zona, hace unos cuantos años. Por esto, hay quienes afirman que esta crema no es un invento moderno. Y la verdad, es que es un alimento que tiene muchísimos años, cuando las antiguas civilizaciones precolombinas, como los aztecas o los mayas, la preparaban. Denominándola con el nombre de mole, que significa salsa.

Recetas relacionadas:

5/5 (1 Review)

Deja un comentario