Receta de Mejillones Gratinados

¿Y a quien no le gusta degustar el sabor de mar combinado con la intensa sazón que da el gratinado? Esta receta es indispensable en tu recetario de comida chilena, pues es una delicia, y, además, muy sencilla. El mejillón es un molusco, también conocido como choro, que abunda en las aguas situadas en la costa al norte del país. Fue uno de los alimentos principales de los aborígenes que habitaban en esas zonas.

¿Cómo hacer mejillones gratinados?

La preparación de este suculento plato se caracteriza por lo armónico del sabor marino con el queso gratinado. Por tratarse de un bivalvo, se debe tener un cuidado especial al adquirir el producto.

Información Nutricional

🍽️ Plato: Aperitivos🍳 Cocina: Chilena
🔪 Preparación: 30 minutos🍲 Cocción: 45 minutos
⏰ Tiempo Total: 1 hora 15 minutos👫 Raciones: 4 personas
🥣 Calorías: 350 😀 Autor: Comidas típicas chilenas

Ingredientes

  • 500 gramos de mejillones
  • 100 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de pan rallado
  • 100 gramos de queso (para el gratinado)
  • 50 gramos de sal gruesa
  • Hierbas frescas
  • 1 cucharada de perejil fresco 

Preparación

  • Paso 1: En primer lugar, debemos limpiar los mejillones muy bien, para que no quede ninguna suciedad, colocándolos bajo el agua raspando bien las valvas. Repetir este paso las veces que sea necesario.
  • Paso 2: En una olla grande colocamos aproximadamente 3 cm de agua, y llevamos a fuego medio. Incorporamos los mejillones, vigilando que se abran. Desechar los que quedaron cerrados.    
  • Paso 3: Retiramos del fuego, escurrimos el agua, sacamos la concha superior del mejillón y cuidadosamente extraemos el chorito de la valva. Reservamos las valvas.
  • Paso 4: En un bol pequeño colocamos el pan rallado, las hierbas y el queso mantecoso. Removemos para unificar los ingredientes. Reservamos
  • Paso 5: En una fuente apta para hornos, colocamos una valva por cada chorito. Podemos esparcir sal en la bandeja para que las conchas no se muevan. O también se puede colocar una lámina de silicón para hornear, sobre la fuente.
  • Paso 6: Colocamos un chorito en cada valva y cubrimos con la mezcla del queso y pan rallado. Añadimos un poco de mantequilla derretida a cada uno, y procedemos a gratinar.
  •  Paso 7: Introducimos en el horno a una temperatura de 220 °C, por 3 minutos o hasta que el queso se haya derretido y se torne dorado. Retirar del horno y decorar con perejil picado.
  • Paso 8: Servir caliente y disfrutar esta maravillosa receta de mejillones gratinados.

Quizás te podría interesar:

Receta de machas a la parmesana

Recetas de ostiones a la parmesana

Recomendación

Este exquisito plato puede servirse como plato aperitivo acompañado de una copa de vino blanco. Se deben lavar bien los mejillones para que no queden restos de arenilla. Es imprescindible comprar los mejillones cerrado, ya que eso garantiza la frescura y la calidad del plato.

¿Sabías qué?

En chile también existe una provincia llamada Mejillones, ubicada a 65 km al norte de Antofagasta, una localidad llena de historias asociadas con el guano, Bolivia y la Guerra del Pacífico, el salitre, los trenes, la colonia inglesa, entre otros.

Recetas relacionadas:

5/5 (1 Review)

Deja un comentario